Laparoscopia

Gracias a la existencia de ecografías 2D, 3D y 4D de alta resolución, la laparoscopia sigue perdiendo interés en el momento actual en los estudios básicos de infertilidad. Su carácter agresivo con hospitalización y anestesia general hace que poco a poco esta técnica vaya teniendo menor interés en la práctica clínica. Se mantiene para todas aquellas pacientes que presentan patología quística a nivel del ovario o patología inflamatoria a nivel de las trompas donde además de poder tener una información diagnóstica es una técnica de reparación quirúrgica.

¿Quieres más información?